Quantcast

En un valle fértil rodeado de cordones montañosos y tierras desérticas, se levanta la ciudad de San Juan. Punto estratégico para recorrer los principales atractivos de la provincia homónima, es una de las más modernas y sociables capitales del país.

Fundada por los españoles durante la época de la colonia, en el siglo XVI,  la ciudad de San Juan es, en verdad, muy antigua. Sin embargo, el viajero que emprenda un paseo por sus calles anchas, sus amplias y arboladas veredas, y se detenga a contemplar la arquitectura de la ciudad se sorprenderá al encontrarla moderna, sin demasiados vestigios de tan extensa historia. La causa de esta sorpresa se remonta a un sismo sin precedentes que golpeó a la ciudad en el año 1944. A partir de entonces, los sanjuaninos la han reconstruido siguiendo un cuidadoso plan urbanístico en cuyo desarrollo han contribuido profesionales de todo el país y del extranjero.


La ruta del modernismo en San Juan comienza en el Museo de la Memoria Urbana, en el que el visitante puede reconstruir la evolución histórica de la ciudad, desde la colonia hasta nuestros días, pasando por el diseño urbano del siglo XIX y su reconstrucción luego del terremoto de 1944, por la que merece llamarse “la ciudad recuperada del siglo XX”. A través de diagramas, planos, maquetas y fotografías, pero también de una “sala de simulación de sismos” y de la obra de artistas locales, se puede viajar hacia el pasado de la ciudad.

 

Luego, la ruta continúa frente a los principales edificios de la San Juan reconstruida a partir de 1944. Durante el trayecto se pueden observar el Edificio Alem, el Edificio Obras Sanitarias, el del Banco San Juan, la Administración Federal de Ingresos Públicos y la Catedral. Ubicada en el mismo lugar y con la misma orientación que tenía antes del terremoto, la Catedral fue reconstruida por el arquitecto Ramos Correa con un diseño arquitectónico moderno que rompe con los esquemas tradicionales de los templos religiosos y que la hace única en el país. Desde el campanil, se obtiene una vista panorámica del valle de Tulum.

Así se llega a la plaza central de la ciudad para luego continuar con el circuito a través de los edificios del Correo Central, el Banco Nación, el Banco Nacional de Desarrollo, el edificio del Rectorado de la Universidad Nacional de San Juan, el Edificio 9 de Julio, la Escuela Industrial, la Municipalidad y la Iglesia La Merced. Luego, hay que emprender el camino rumbo al Ministerio de Turismo y a la Casa de Sarmiento, hogar natal de quien fuera presidente de la Nación a mediados del siglo XIX, primer Monumento Histórico Nacional y uno de los pocos vestigios que quedan de la ciudad antigua.

Y aún queda mucho para ver: el Centro Cultural José Amadeo Contegrand, el Centro de Convenciones, el Auditorio Juan Victoria –destinado a la ejecución de música sinfónica, es uno de los más destacados de toda América Latina-, el Estadio Cubierto, la Facultad de Ingeniería y el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson, donde se puede conocer una destacada colección de pinturas y esculturas de artistas nacionales e internacionales. Esta institución ha recibido el Premio Konex 2012 –una importante distinción a nivel nacional- en reconocimiento por su aporte a las Artes Visuales en la Argentina. Al llegar a la Legislatura y al Centro Cívico de San Juan, la ruta de la modernidad arquitectónica termina muy cerca de donde comenzó. Un recorrido cultural alrededor del casco céntrico de la ciudad de San Juan que invita a descubrir un pasado enigmático y un presente prometedor, forjado gracias a la perseverancia de los pobladores, alegres y sociables, de esta ciudad.

 

Share Share Share Share

Más para conocer