Quantcast

En el centro de la Argentina, en un paisaje de belleza calma, a la vera de ríos de aguas transparentes y en el marco de estancias con historia, la identidad de un pueblo se descubre con sabor regional.

La provincia de Córdoba es uno de los centros económicos y culturales más importantes de la Argentina. En términos turísticos, ofrece innumerables propuestas para disfrutar de la naturaleza, vivir la aventura, descubrir tesoros históricos y arqueológicos, conocer uno de los pueblos más festivos de este lado sur del mundo y, por supuesto, degustar sabores con identidad propia. En su gastronomía, y en las distintas rutas alimentarias que trazan sus caminos, Córdoba luce la diversidad cultural del legado de los Jesuitas y de las diversas colonias de inmigrantes europeos que habitan la región desde el siglo XIX. A lo largo de su territorio es posible recorrer varias rutas alimentarias, las que hacen referencia a los productos y platos típicos que allí se ofrecen.

En la ciudad capital se descubren sabores vanguardistas y bohemios, delicias propias de la cocina de autor, excelentes ofertas de la cocina internacional y también sabores de la cocina criolla y regional. Los quesos y embutidos de Colonia Caroya y los asados de Jesús María se acompañan con los vinos artesanales de la región. En Calamuchita, las especialidades de la cocina centroeuropea se degustan junto a las cervezas artesanales que se producen en Villa General Belgrano. En el norte, en Quilino y Deán Funes se crían los más sabrosos cabritos. Hacia el sur, se destacan las grandes plantaciones de maní. En la zona de Mar Chiquita, la nutria y el pejerrey son los protagonistas de las mejores ofertas gastronómicas. En el Valle de Traslasierra, los viajeros golosos podrán disfrutar de la dulce Córdoba: numerosos emprendimientos elaboran dulces caseros e irresistibles alfajores regionales; además, en Mina Clavero, Villa Dolores y otras villas cercanas se cosechan hierbas aromáticas con las que se elaboran productos orgánicos y se produce miel de abejas.

 

Como no puede ser de otra manera, en una provincia donde el espíritu festivo, la música y el humor están siempre presentes, cada producto tiene su celebración: multitudinarias fiestas populares donde los artesanos de la cocina y productores locales exponen sus delicias a locales y visitantes. El calendario es amplio y abarca todo el territorio de la provincia.

 

Share Share Share Share

Más para conocer