Quantcast

Pescados de río, maracuyá, algarroba, mamón, jugos con hierbas frescas y mandioca recién cosechada conviven en la mesa chaqueña. Todo cerquita del río, la chacra y el monte para disfrutar de una experiencia repleta de sabor.

A lo largo de la provincia del Chaco, la variedad de platos regionales e ingredientes tradicionales es amplia y auténtica. Y está al alcance de la mano todos los días del año. Se puede disfrutar de jugos naturales de hierbas frescas y frutas recién cosechadas, chivo con verduras, pan casero al tatacuá, pescados y calabazas caramelizadas en horno de barro.

Los que quieran conocer el detrás de escena podrán además ver los utensilios y la cocina; descubrir la olla negra, ayudar a juntar leña y aprender cómo tocar las paredes del horno para saber si la temperatura es la justa para cocinar. Y todo eso, con el entorno del río, el monte y la chacra. Los territorios gastronómicos del Chaco están ligados a cada uno de los polos turísticos con los que cuenta esta provincia. Así se podrá descubrir la influencia guaranítica en la cocina del Litoral chaqueño, el aporte de los inmigrantes europeos en el Centro de la provincia y las recetas de los pueblos originarios en El Impenetrable. Cada uno, mostrando la rica y tradicional esencia chaqueña. 

Share Share Share Share

Más para conocer