Quantcast

Escenario de riqueza mineral, el último hábitat de vicuñas en Sudamérica, conserva huellas del antiguo Camino del Inca.

Emplazados en el noroeste de la provincia de San Juan, el Parque Nacional San Guillermo y la Reserva Provincial del mismo nombre conforman la Reserva de Biósfera San Guillermo, un área de importancia para la conservación de la diversidad biológica.

El Parque, que ocupa una superficie de 147.830 hectáreas, es el último hábitat de vicuñas de Sudamérica: en ninguna otra parte se ven tantas y tan cerca. Otros exponentes de la fauna, y la flora, andina habitan en este muy particular ecosistema. Bajo los siempre inmensos cielos sanjuaninos, y sobre una tierra poblada de la más asombrosa riqueza mineral, también pueden observarse restos arqueológicos que dan cuenta del trazado del Camino del Inca en San Juan.

 

El Parque Nacional San Guillermo está abierto durante todo el año, aunque los meses más recomendables para visitarlo son los de la primavera y el otoño, en septiembre o marzo, porque durante el invierno las temperaturas son muy bajas. El acceso se realiza previa autorización de las autoridades del Parque –la sede está en el pueblo de Rodeo-, en vehículo 4x4 y con la compañía de un guía debidamente habilitado.

Share Share Share Share

Más para conocer