Quantcast

Una travesía por las sierras pampeanas de La Rioja, entre lomadas suaves y rocas gigantes, con destino al mejor sitio de la Argentina para avistar cóndores.

La Quebrada de los Cóndores está ubicada en la Sierra de los Quinteros a 180 km de la capital de La Rioja. Se trata de un sitio único para el avistaje de cóndores: aquí, las aves pasan en vuelo rasante a una distancia de entre 3 y 5 metros de las cabezas humanas. Y la observación se realiza desde las alturas, por lo que es posible avistar los dormideros de los cóndores.

La excursión que lleva a la Quebrada de los Cóndores parte desde diferentes puntos del sur riojano. Desde Chepes, desde Olta, desde Chamical, una red de caminos rurales tiene su confluencia en el paraíso de los cóndores. El primer tramo del recorrido se realiza de manera lenta en todo tipo de vehículos y transcurre por un circuito que cruza los poblados que integran la Ruta de los Caudillos -un camino que atraviesa los llanos riojanos, las místicas tierras de nombres fundacionales de la historia argentina como Felipe Varela, Facundo Quiroga y Ángel Vicente “Chacho” Peñaloza-. Una vez en Tama el camino lleva al paraje Pacatala y de allí a la Sierra de los Quinteros.

Los cóndores, de a uno, de a cinco, de a veinte, se avistan desde un balcón natural al que se llega a caballo, atravesando vertientes de agua que caen sobre piletones en los que se lucen las truchas riojanas. Al borde del precipicio, los gigantes de los cielos cuyanos regalan con su vuelo un espectáculo único.

 

Share Share Share Share

Más para conocer