Quantcast

Durante todo el año, excursiones de aventura –desafiante y silenciosa- por ríos, arroyos y lagunas.

En Buenos Aires, a escasos km de la gran ciudad, el viajero podrá adentrarse en los canales y riachuelos del gran Delta del Paraná en busca del dorado, la piraña o la tararira. Tierra adentro, las lagunas de la provincia tientan al pescador para pasar un día a bordo de una lancha, intentado atraer a carpas, mojarras, bagres y pejerreyes.

Desde la ciudad de Buenos Aires se organizan salidas de pesca diarias con destino a los islotes del Tigre. El Delta del Paraná está surcado de miles de arroyos y riachuelos que ofrecen excelentes oportunidades de pesca todo el año. La captura más buscada es el dorado, pero también tientan las bogas, los surubíes, los bagres, las tarariras y las carpas. Los destinos más populares son San Pedro, Tigre, Baradero, San Nicolás, Escobar, San Fernando, Campana y Ramallo.

Los ríos y lagunas del interior de la provincia de Buenos Aires también son lugares idóneos para realizar una salida de pesca. El pejerrey se captura –idealmente en el invierno- en Chascomús, la Laguna de Lobos, Sauce Grande, San Miguel del Monte, Laguna de Gómez, Olavarría, Salada Grande de Madariaga, Trenque Lauquen y la Laguna de Bragado. Mientras que el verano es la época del pez lobo, que se pesca con la técnica spinning y cebo natural.

Share Share Share Share

Más para conocer