Quantcast

Entre montañas y viñedos, en invierno Mendoza se viste de blanco para recibir a los amantes de la nieve en Penitentes y en Las Leñas; y también, en Los Puquios y en Vallecito.

En Penitentes, a 182 km al oeste de la ciudad de Mendoza, la nieve se disfruta apenas asoma el sol. Luego de un sabroso desayuno, es momento de colocarse los equipos para salir esquiando directamente desde la puerta de los resorts ubicados al pie del cerro. Desde allí, todos los caminos conducen a lugares impactantes. A pocos kilómetros se encuentra el Aconcagua, “el techo de América”. Escoltado por este gigante, este centro de esquí es una verdadera invitación a esquiar bajo el sol mendocino.

Por su parte, Las Leñas, ubicado al sur de la provincia, a 75 km de Malargüe y a 496 km de la capital provincial, es uno de los centros de esquí más reconocidos a nivel internacional de la Argentina, elegido por deportistas profesionales del hemisferio norte para un entrenamiento extremo por su geografía con elevaciones únicas. Luego de una jornada plena de actividades, en la base del cerro los sabores se hacen presentes de la mano de prestigiosos establecimientos gastronómicos que invitan a cerrar el día con un buen Malbec y un atardecer con vista al valle.

Se suman a estos centros el parque de nieve Los Puquios, ideal para aprender a deslizarse en la montaña, y el centro de montaña Vallecitos, donde la nieve se combina con diversas y entretenidas actividades de aventura para disfrutar las vacaciones en familia.

Share Share Share Share

Más para conocer