Quantcast

Conformada por oasis en medio del desierto, y custodiada por cortinas de álamos, una Ruta del Vino que es sinónimo de placer y de aventura.

Neuquén es una de las provincias vitivinícolas más jóvenes de la Argentina; con poco más de una década de historia, los primeros viñedos se plantaron aquí a comienzos del nuevo siglo en la zona de San Patricio del Chañar y Añelo, a unos 40 y 100 km de la capital provincial, respectivamente.

La ciudad de Neuquén es uno de los más importantes centros urbanos de la Patagonia argentina. Es la base ideal -por su movimiento cultural y comercial, por su ubicación estratégica en el circuito productivo y turístico de la zona, por su infraestructura hotelera y su propuesta gastronómica- para recorrer las Rutas del Vino de la Patagonia y para realizar actividades culturales, de naturaleza y aventura. Es una ciudad moderna en la que aún se duerme la siesta; en la que se respira lo mejor del arte argentino, latinoamericano y europeo (en la recientemente inaugurada sede patagónica del Museo Nacional de Bellas Artes); en la que la naturaleza se disfruta a la vera del río Limay; y ante la que el valle fértil se despliega en toda su inmensidad.

Ubicadas en zonas rurales, con sus viñedos que crecen sobre lomadas y las imponentes mesetas patagónicas a sus espaldas, las jóvenes bodegas neuquinas producen vinos de alta gama y reconocimiento internacional. Y sorprenden al viajero con una completa y seductora propuesta enoturística. De arquitectura moderna y tecnología de avanzada, estas bodegas han sido construidas teniendo en cuenta, muy especialmente, el disfrute del visitante. Con propuestas participativas que incluyen actividades en los viñedos, pasarelas construidas para lograr una mejor vista de las instalaciones y, en algunos casos, alojamiento y spa en las viñas. 

Los restaurantes de las bodegas de Neuquén merecen un capítulo aparte. Aquí, los chefs utilizan productos de la región para elaborar los más deliciosos platos; sabores típicos de la zona que acompañan a la perfección a los sofisticados vinos patagónicos.

 

En Neuquén el recorrido de las Rutas del Vino se combina con propuestas de agroturismo en chacras familiares. Y por la cercanía con yacimientos paleontológicos va de la mano, también, con la Ruta de los Dinosaurios. A 40 km de San Patricio del Chañar, Proyecto Dino, el museo de sitio de Lago Barreales, permite conocer el trabajo de los paleontólogos. En Villa El Chocón, a orillas de un espejo de agua de intenso color azul y a 80 km al sur de la ciudad de Neuquén, el Museo Ernesto Bachmann guarda los restos del dinosaurio carnívoro más grande encontrado hasta el momento. Y en la localidad de Plaza Huincul, a 110 km de la capital provincial, se encuentran los restos del dinosaurio más grande del mundo, un herbívoro al que se conoce como Argentinosaurus huinculensis.

Share Share Share Share

Más para conocer