Quantcast

En los muros de la Patagonia, expresiones de arte rupestre que datan de los años 13.000 y 9.500 a.C. Arte que es Patrimonio de la Humanidad.

La emblemática Ruta 40 lleva en la Patagonia hasta la Cueva de las Manos, un sitio arqueológico ubicado en el profundo Cañadón del río Pinturas, en el norte de la provincia de Santa Cruz. Allí el misterio se esconde tras el silencio de un paisaje implacable, albergando en las paredes y los alerones de piedra más de 800 negativos de manos de vivos colores. A lo largo de 600 metros se aprecian también representaciones de guanacos, choiques, hombres e imágenes abstractas que datan de, aproximadamente, entre 13.000 y 9.500 años a.C. y corresponden a las culturas pre-tehuelches que habitaron la zona. El valor cultural que aquí se preserva fue declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 1999.

Los senderos se recorren exclusivamente en compañía de los guías del sitio, quienes ayudan a interpretar y difundir esta perla de la región. Los viajeros más audaces podrán vivir la magia del lugar a caballo, en perfecta sintonía con el entorno, intacto desde el momento en que los antiguos pobladores realizaron estas expresiones. Durante el recorrido por los aleros en el cañadón del río Pinturas se observarán manadas de guanacos, lagartijas y todos los elementos naturales que son representados en las pinturas del sitio.

Las localidades más cercanas son Perito Moreno, a 163 km; Hipólito Yrigoyen, a 117 km y Los Antiguos, a 220 km.

Share Share Share Share

Más para conocer