Quantcast

A pocos minutos de la ciudad de Salta, opciones para respirar el aire puro de la selva montana y descubrir sitios de belleza histórica.

A solo 10 km de la ciudad de Salta, en el Valle de Lerma, se encuentra San Lorenzo. Una otrora villa veraniega que hoy es el lugar de residencia de quienes eligen vivir cerca de la ciudad, pero mucho más cerca aún de la naturaleza. Esta localidad ubicada en las laderas verdes de los cerros tiene un perfil de casonas con enormes jardines, calles arboladas y mucha tranquilidad. En los alrededores de la villa se despliegan varias reservas naturales, entre ellas la Quebrada de San Lorenzo. Un santuario natural que se puede recorrer de diversas maneras: a través de cabalgatas, trekking, mountain bike y four truck, siempre en compañía de guías autorizados y, por supuesto, cámara en mano. 

Adentrarse en la naturaleza permite descubrir las especies vegetales y animales de la selva, refrescarse en las aguas claras de los ríos, oír el canto de los pájaros y encontrar miradores desde los que se obtienen panorámicas de San Lorenzo, de la ciudad de Salta y del Valle de Lerma. Hay circuitos de distintas dificultades y extensiones. También se pueden contratar cabalgatas de una hora, de medio día, de día completo o incluso de hasta 3 días. Los senderos de trekking requieren un mínimo de 3 horas para recorrer la Quebrada y otras interesantes propuestas, que incluyen llegar a cascadas de hasta 20 metros y lagunas que se encuentran arriba de los 2.000 m.s.n.m. Las opciones de mountain bike van desde circuitos de 2 a 7 horas de duración; mientras que los recorridos en four truck oscilan entre 1 y 4 horas de duración. Cada viajero encontrará aquí una opción a su medida. La localidad de San Lorenzo cuenta además con una muy buena oferta de servicios gastronómicos y de alojamiento.

A poco más de 20 km de Salta capital, hacia el norte, en el límite con la provincia de Jujuy, la belleza de la naturaleza se funde con la historia en un poblado del siglo XIX: La Caldera, sitio de paso estratégico en el antiguo camino del Alto Perú. Enmarcado por verdes cerros, se distingue aquí la imagen monumental de un Cristo de 28 metros de altura. En los alrededores, el Dique Campo Alegre invita a disfrutar de los deportes náuticos y la pesca.

Share Share Share Share

Más para conocer