Quantcast

Desde los Valles Calchaquíes hasta la Puna, un recorrido por la altura de la mítica ruta que conecta todo el país.

La Ruta 40 recorre de sur a norte, y muy cerca de la Cordillera de los Andes, la enorme extensión de la Argentina: más de 5.200 km de paisajes completamente diferentes entre sí. En la región Norte del país alcanza su punto más alto atravesando entornos bellísimos, pueblos históricos, viñedos y escenarios culturales ancestrales. En Tucumán, las Ruinas de Quilmes -una ciudad prehispánica sagrada en la que habitó un pueblo guerrero- y los pueblos de Amaicha y Colalao del Valle; en Salta, los pintorescos poblados de los Valles Calchaquíes, la Ruta del Vino de Altura y la Ruta de los Artesanos Teleros; y en Jujuy, los magníficos paisajes naturales y culturales de la Puna.

En suelo salteño, desde Tolombón hasta Payogasta, “la 40” se convierte en la Ruta del Vino más alta del mundo. Por estas tierras, en bodegas tradicionales y modernas, se elabora el Torrontés, un vino blanco y frutado que deleita a todos los paladares. Y aunque Cafayate es la más importante de las localidades vitivinícolas y turísticas de la zona, también hay otras que tienen un encanto especial. Pueblitos históricos, de casitas de adobe e iglesias coloniales, donde el vino se produce artesanalmente: Animaná, San Carlos y Angastaco, pueblo al que se accede luego de atravesar la imponente Quebrada de las Flechas; y Molinos. Cuando llega a Seclantás, donde habitan los mejores tejedores de ponchos de la región, “la 40” es también la Ruta de los Artesanos Teleros. Más allá, el sinuoso trazado de la extensa ruta lleva hasta Cachi, una de las localidades más lindas de los Valles Calchaquíes, con sus casonas blancas, sus yacimientos arqueológicos, sus campos sembrados y su gente amable y hospitalaria. Finalmente, la ruta sigue hacia al norte y pasa por Payogasta y La Poma para abandonar los valles rumbo a la Puna. Es entonces cuando el paisaje cambia, se vuelve más árido e inhóspito, y “la 40” comienza a subir hasta llegar a su punto más alto en el Abra del Acay, a 4.895 m.s.n.m. En la provincia de Salta, la última parada llevará al viajero hasta San Antonio de los Cobres.

Luego, ya en territorio de la provincia de Jujuy, la Ruta 40 se adentra en la Puna hasta la frontera con Bolivia. Aquí, el camino –que avanza unos 400 km- deslumbra dejando ver picos nevados, volcanes, lagunas, formaciones geológicas y vicuñas, suris y cóndores que se mimetizan en el paisaje de cardones. En las Termas de Tuzgle se pueden tomar baños termales para continuar, relax mediante, visitando las localidades de Sey, Puesto Sey, Pastos Chicos, Huancar y la Juguetería. El mismo camino llevará al viajero hasta Susques, localidad que cuenta con servicios de alojamientos y gastronomía, donde se pueden adquirir interesantes piezas de tejido realizadas con lana de llama y donde se recomienda, muy especialmente, la visita a la iglesia: es una de las más antiguas de la Argentina (Edificada con adobe en el año 1598, tiene techo de madera de cardón y paja). El recorrido llega posteriormente hasta la localidad de Coranzuli, poblado situado al pie del cerro homónimo, donde también hay instalaciones para tomar baños de aguas termales. La siguiente parada podrá hacerse en Cusi Cusi, donde sobre las rocas volcánicas se aprecian interesantes formas talladas por la erosión del agua y el viento, para continuar luego hacia Paicone, San Juan de Oros, Timón Cruz y Santa Catalina. Es en esta última localidad donde cada 15 de agosto se realiza la tradicional celebración a la Virgen de las Canchillas, encabezada por las bandas de sikuris. A escasos km de “la 40”, en la localidad alfarera de Casira, podrán apreciarse las ollas y tinajas elaboradas en arcilla roja, y con una técnica ancestral, por los pobladores del lugar. Finalmente, en el extremo norte de la ruta, en la ciudad fronteriza de La Quiaca, podrán recorrerse la antigua estación de ferrocarril, el mercado municipal, la iglesia del Perpetuo Socorro y Laguna Colorada (Un complejo de arte rupestre donde se conservan figuras atribuidas a la cultura Chicha 900 -1.460 d.C.)

Share Share Share Share

Más para conocer