Quantcast

Un clásico del andinismo en Argentina. Una aventura para llegar más alto que los cóndores.

El cerro Mercedario es el cuarto pico de América. Montaña mítica de la bella Cordillera de la Ramada, en la provincia de San Juan, los incas supieron escalar hasta los 6.770 metros de su nevada cumbre para rendir culto al dios Sol.

La ruta más popular para ascender al Mercedario es la de la cara norte –la originalmente utilizada por los incas- que lleva por el Glaciar de la Ollada, pero no es la única. Por el lado este se sube siguiendo la ruta conocida como del Glaciar Caballito. Por el oeste el ascenso es más vertical y, también, más peligroso: esta es la ruta denominada Argentina. Desde el campamento de la cara sur se puede acceder además a las otras cumbres de la Cordillera de la Ramada: Pico Polaco (6.000 m.s.n.m.); la Mesa (6.100 m.s.n.m.); Alma Negra (6.200 m.s.n.m.) y la Ramada (6.300 m.s.n.m.). Las expediciones parten, en todos los casos, desde la localidad de Barreal, en el departamento de Calingasta, donde se pueden contratar servicios de transporte, equipamiento, aprovisionamiento y guía.

 

Se sugiere contactar con el Club Andino Mercedario para información detallada sobre las rutas y condiciones del terreno.

La Cordillera es bastante inaccesible, por lo que se requieren varias jornadas de caminata. De Barreal se llega hasta el Molle en una jornada, y a partir de ahí la distancia varía según la cumbre escogida. Una subida al Mercedario requiere aclimatación y, dependiendo de las condiciones del tiempo, se deben calcular al menos diez días para llegar a la cumbre. Entre montañas y valles de conmovedora belleza, el viajero aventurero caminará aquí entre guanacos y zorros. En el descanso en el campamento del Valle del Colorado, rodeado de glaciares y un espectacular salto de agua, el andinista escuchará la llamada –irresistible- de las cumbres cuyanas.

Share Share Share Share

Más para conocer