Quantcast

Cuando el verano da paso al otoño, detrás de los caldenes asoman machos bravíos listos para el tiempo de la brama. Un espectáculo conmovedor.

Un momento único para una misión única. Durante el mes de marzo, cuando en el hemisferio austral el verano deja paso al otoño, de los bosques de caldén de La Pampa emergen los ciervos colorados. Los machos lucen extraordinarias cornamentas que han estado desarrollando todo un año. Un sonido ronco atraviesa las grandes extensiones de pastos. La manada de hembras está alerta. Saben que los machos van a competir en un combate que puede ser a muerte: con la cabeza alta, desafiante, braman y marcan su territorio, su rebaño, su harén; las peleas no han de dejar a nadie impasible. Sólo puede ganar uno, y todos luchan por ser el ganador.

El avistaje de ciervos en brama se realiza en la Reserva Provincial Parque Luro, ubicada a 35 km de Santa Rosa, en la provincia de La Pampa, exclusivamente a través de visitas guiadas. La temporada comienza a principios de marzo y se extiende hasta mediados de abril. Las salidas, con un cupo limitado de participantes, se programan al amanecer y al atardecer, las horas de máxima actividad.

Share Share Share Share

Más para conocer