Quantcast

Una provincia plena de atractivos naturales, el escenario ideal para la práctica de los deportes no convencionales.

En los paisajes agrestes de la Cordillera, a los pies del cerro Mercedario y sus compañeros de altura, rugen los vehículos todo terreno en el complejo ascenso hacia la cima. Por sendas serpenteantes la bicicleta de montaña negocia cada movimiento hasta conquistar cada obstáculo. De lo alto de las cumbres bajan los ríos de aguas furiosas invitando al descenso más emocionante. En las planicies, el viento feroz es el mejor aliado para volar, sobre la tierra, sobre las aguas. Más abajo, el paisaje de las sierras invita a recorrerlo en calma, en silencio. A lomo de mula, como en tiempos antiguos, los aventureros han de llegar a los más recónditos lugares donde los pobladores los recibirán con toda hospitalidad. Y en el Valle de la Luna, la carrera de deporte aventura más inédita y convocante de la Argentina: “Desafío Ischigualasto”. Una competencia anual que explora desiertos, recorre cerros y pone de relevancia las inigualables figuras y paisajes de un sitio que es Patrimonio de la Humanidad. A lo largo de 50 km los competidores afrontarán dos modalidades deportivas: mountain bike (40 km) y running (trekking al Cerro Morado, 10 km). Durante todo el trayecto, su esfuerzo se verá coronado por un escenario natural único en el mundo.

 

En los departamentos cordilleranos de Calingasta e Iglesia, las excursiones se realizan en 4x4 o a caballo según la accesibilidad de las áreas, variando también su duración (de 2 a 10 días). La oferta de actividades es generosa: incluye trekking, cabalgatas, escalada, safaris fotográficos, pesca de cordillera, rafting y carrovelismo. Los sitios a recorrer son numerosos: el valle de los ríos Los Patos, Blanco y Colorado; las cordilleras de la Ramada y Ansilta, el cerro Mercedario; el Parque Nacional San Guillermo. Las propuestas son múltiples: pesca en el paraje histórico de Las Hornillas; rafting en Los Patos y en los ríos San Juan y Jáchal; carrovelismo en Pampa de El Leoncito; avistaje de fauna en la zona cordillerana; cabalgata y trekking por la senda del Libertador Gral. José de San Martín y por áreas arqueológicas en la Alta Cordillera, entre muchas otras.

Hacia el este, en el departamento de Valle Fértil, se organizan salidas en lomo de mula al sistema de las sierras de Valle Fértil y La Huerta; paseos de 2 a 3 días de duración en los que es posible conocer a pequeñas poblaciones dedicadas a la cría de caprinos y a la confección de artesanías en cuero y madera. En el mes de febrero, la realización del Safari Tras las Sierras atrae gran cantidad de espectadores.

 

En todos los casos, los prestadores de estos servicios son los encargados de fijar fechas e indicar los equipos personales necesarios para expediciones de alta montaña. Además, proveen los animales, monturas, aperos, carpas, alimentación y traslados.

Share Share Share Share

Más para conocer