Quantcast

Prensa

Gacetilla | 18/08/2016

Share Share Share Share
PrintImprimir

Periodistas y blogueros brasileños visitaron Jujuy

El INPROTUR organizó un viaje por la provincia norteña, donde la comitiva del país vecino vivió la mágica experiencia de la peregrinación de la Virgen de la Asunción y el Toreo de la Vincha en Casabindo.

La provincia de Jujuy tiene un encanto especial. Sus colores, sus bellísimos paisajes, su historia, la gastronomía, pero sobre todo, la calidez de su población la hacen diferente. Llegar hasta el rincón más septentrional de Argentina le da al viajero una sensación de paz y grandilocuencia.

Es muy probable que los periodistas y blogueros brasileños que realizaron un Press Trip organizado por el Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR), del 12 al 16 de agosto por el territorio jujeño, hayan vivido todas esas emociones juntas durante su estada. Así, lo demostraron sus rostros de satisfacción al comprobar las maravillas jujeñas.

Los elegidos

Heitor y Silvia Reali Fragoso, del medio digital especializado en turismo Viramundo e Mundovirado, Carlos Atila Ximenes, del blog Esse Mundo É Nosso, y Fábio y Fabiana Da Silva, del también blog Comer.Dormir.Viajar., fueron los seleccionados para conocer los rincones típicos de Jujuy.

El periplo comenzó el viernes por la noche, donde el grupo salió junto a Natalia Pisoni, coordinadora del mercado brasileño del INPROTUR, del Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires hacia San Salvador de Jujuy.

Al día siguiente, los viajeros se metieron de lleno en la vida habitual de los lugareños, llevando a cabo rituales típicos, como saborear un desayuno criollo y realizar cabalgatas dentro de la oferta de turismo rural de la provincia, degustar un asado a la estaca con guitarreada incluida y participar en un ballet junto a distintos grupos musicales.

Durante el domingo, la cita los llevó al majestuoso Cerro de Los Siete Colores, en Purmamarca, para luego sentir la inmensidad blanca de las Salinas Grandes, a través de la Cuesta de Lipán. La vuelta los depositó en Tilcara, otro de los antológicos pueblos de la Quebrada de Humahuaca.

Reunión tradicional

Más allá de los clásicos jujeños, como son Purmamarca y Tilcara, el plato fuerte del viaje se vivió en Casabindo, una pequeña localidad a más de 3.300 metros sobre el nivel del mar, a 55 kilómetros de Abra Pampa, cabecera del departamento Cochinoca.

En Casabindo, los turistas brasileños vivieron la increíble experiencia de la peregrinación de la Virgen de la Asunción, una de las fiestas patronales más importantes del norte argentino. Todos los 15 de agosto, se congregan miles de fieles y turistas en la plaza del pueblo, para luego disfrutar del tradicional Toreo de la Vincha, un homenaje que los casabindeños le ofrecen al Pantaleón de la Cruz.

Cabe destacar que el Toreo de la Vincha es el único en todo el país y además no es cruento. Cualquiera de los asistentes puede ser torero. Sólo se requiere la habilidad necesaria para sacar de los cuernos del toro una cinta colorada, con monedas de plata para ofrendársela a la Virgen.

Por otra parte, otras de las grandes vivencias que los brasileños pudieron palpar fue la celebración de la Pachamama, que se lleva a adelante durante todo el mes de agosto en Jujuy. En este período, los jujeños se detienen en el tiempo por un momento para agradecerle a la madre tierra con distintas ofrendas que se depositan en hoyos cavados en el suelo.

El martes trajo el regreso a Buenos Aires, con el sabor de haber estado en el lugar y en el momento indicado.