Quantcast

Prensa

Novedades | 19/07/2016

Share Share Share Share
PrintImprimir

La UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad a la “Casa Curutchet”

La obra, ubicada en la ciudad de La Plata, fue diseñada por el reconocido arquitecto suizo Le Corbusier a fines de la década del 40. Argentina ahora suma 12 piezas en el prestigioso listado de carácter mundial.

El pasado 17 de julio en Estambul, Turquía, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró Patrimonio de la Humanidad a la “Casa Curutchet”, situada en la ciudad de La Plata y diseñada por el arquitecto suizo Charles-Édouard Jeanneret-Gris, más conocido como Le Corbusier.

La UNESCO reconoció la obra arquitectónica de Le Corbusier como una contribución excepcional al Movimiento Moderno. La “Casa Curutchet” – única construcción en Argentina elaborada por el suizo – integra una lista de 17 obras del arquitecto alrededor del mundo.

El afamado inmueble está ubicado en la avenida 53, N° 320, entre 1 y 2, frente a la Plaza Rivadavia y a metros del gran bosque platense. En 1987 fue declarada Monumento Histórico Nacional y de interés provincial y turístico. En la actualidad, la Casa es alquilada a los herederos del cirujano Pedro Curutchet por el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA).

La obra

A fines de la década del 40, más precisamente en 1948, el doctor Curutchet le encargó al Le Corbusier la tarea de diseñar su casa-consultorio. El suizo conocía La Plata tras realizar un viaje por América del Sur en 1929. El arquitecto aceptó la propuesta y designó a Amancio Williams como controlador de la obra. Finalmente, en 1955 la Casa terminó de construirse para convertirse en un emblema de la ciudad de las diagonales.

La Casa cuenta con una planta baja libre – sin muro en la fachada –, dos plantas superiores comunicadas por una rampa y una terraza jardín. En el interior se encuentra el famoso árbol que crece desde la planta baja hasta el jardín. Su arquitectura es muy valorada por cumplir con los principios de Le Corbusier: planta libre, terraza jardín, ventanas horizontales y fachada libre.

Es la primera y única casa de Le Corbusier en todo el continente americano. Esto le da un valor muy importante regional. Todos los días vienen turistas de distintas partes del mundo. Además, es muy rica de analizar para el que estudia arquitectura. La Casa está abierta de martes a viernes de 10 a 17 y sábados y domingos de 13 a 17”, informó Joaquín López, encargado de realizar las visitas guiadas.

De esta manera, Argentina continúa aportando piezas importantes al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Anteriormente, fueron seleccionados los parques Ischigualasto y Talampaya, la Cueva de las Manos del Alto Río Pinturas, la Manzana y Estancias Jesuíticas, las Misiones Jesuíticas-Guaraníes, el Parque Nacional Iguazú, el Parque Nacional Los Glaciares, la Península Valdés, Qhapaq Ñan, la Quebrada de Humahuaca, el Tango y el Filete Porteño.

Sitios relacionados

Patrimonio de la Humanidad